Posteado por: jovenesamigosdecristo | 4 julio 2008

Moniciones del Domingo 6 de julio de 2008

XIV Domingo del Tiempo Ordinario
6 de julio de 2008

MONICIÓN DE ENTRADA

Bienvenidos todos a la Eucaristía. Hoy debemos de estar muy atentos al mensaje que Jesús de Nazaret nos comunica desde el Evangelio de Mateo. En el texto –breve en definitiva—se condensa una muy amplia enseñanza. Por un lado, Jesús estalla de gozo, ante el Padre, por haber dado su sabiduría a los pequeños, a los humildes. Por otro, recuerda a sus discípulos que el yugo del Maestro es suave y su carga ligera. Y hay, además, una frase que ha estado muy presente, durante más de dos mil años, en la realidad de muchos cristianos fatigados y abrumados: “Venid a mi todos los que estáis cansados y agobiados y yo os aliviaré”. Busquemos, pues, a Jesús pues nos ayudará a descansar y a ser más felices. Y nos dice esto en el primer domingo del mes de julio, cuando algunos de vosotros habréis iniciado vuestras vacaciones. Fiémonos de Jesús que será Él quien nos dé el autentico descanso.

Esta monición es también perfectamente válida para nuestros lectores del hemisferio austral donde no es verano. Solamente hay que quitarle las últimas frases, las que comienzan: “Y nos dice esto…”

MONICIONES SOBRE LAS LECTURAS

1.- En la primera de las lecturas de hoy, sacada del capítulo 9 de Zacarías, hay un rasgo que llama poderosamente la atención, “la llegada de un rey que cabalga en un asno”. El Señor opta siempre por lo humilde, lo sencillo; no quiere triunfalismos, ni poder, ni grandeza. Tampoco quiere dominar, ni vencer, ni imponer y mucho menos atemorizar, como veremos después en el Evangelio.

S.- El Salmo 144 nos muestra que la definición del Reino de Dios sobre la tierra y su consecución ya eran presentidas en los tiempos de David, en los tiempos que se redactaron los salmos. Y se ve como la justicia de Dios siempre va acompañada de su misericordia. Iba a ser Jesús de Nazaret quien hiciera una declaración total de la existencia del Reino y el Nuevo Testamento lo acredita. Los versículos que proclamamos hoy de este salmo 144 nos comunican esperanza para construir ese reino de paz y de amor.

2.- Pablo de Tarso sigue con su teología de la conversión en los fragmentos de la Carta a los romanos que leemos en estos domingos. Dice San Pablo que si con el Espíritu damos muerte a las obras del cuerpo viviremos. Es la diatriba constante entre lo espiritual y lo corporal. Hemos de tenerlo en cuenta, sin despreciar al cuerpo, pero sin hacerle el centro de todo pues por encima esta nuestro espíritu y Espíritu de Dios.

3.- De este domingo 14 del Tiempo Ordinario al 17 iremos escuchando las parábolas del Reino, procedentes del Evangelio de Mateo. Y en ellas, Jesús nos dice que viene “a traer la paz a las naciones” llegando a cada hombre, sin escatimar esfuerzos, siendo paciente y constante. También quiere que nosotros lleguemos a cada hombre, empezando por los más cercanos, sin importamos lo que cueste; y estas son las armas: tenacidad, entrega, trabajo y sacrificio, apoyados en el desprendimiento y la pobreza. ¡Con que claridad nos lo muestra el evangelio por boca de Jesús! Pero además Jesús nos ofrece su regazo, su refugio, su cercanía en forma de yugo suave y carga ligera para todos los que –como muchos en este tiempo—estamos cansados y agobiados. El va a aliviarnos.

Lectura de Postcomunión

MONICIÓN

Esta sencilla oración nos sirve de texto de reflexión en estos momentos íntimos y calidos del final de nuestra Eucaristía. Jesús invoca al Padre en el Evangelio de hoy. Y nosotros le rezamos con sencillez y arrepentimiento.

DIOS MÍO, CREO EN TI

Dios mío, creo en ti,

espero en ti,

te amo sobre todas las cosas

con toda mi alma, con todo mi corazón,

con todas mis fuerzas;

te amo porque eres infinitamente bueno

y porque eres digno de ser amado;

y, porque te amo,

me pesa de todo corazón haberte ofendido:

ten misericordia de mí, pecador.

Amén.

Exhortación de despedida

Jesús nos ha dicho que acudamos a Él, cuando estemos agobiados y fatigados. Tenemos un refugio seguro en él. Y debemos estar contentos por ello.

fuente:http://www.betania.es/

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Categorías

A %d blogueros les gusta esto: