Posteado por: jovenesamigosdecristo | 5 abril 2009

Vía Crucis para jóvenes

1.- Jesús es condenado a muerte

Te alabamos Oh Cristo y te bendecimos.
Que por tu Santa Cruz redimiste al mundo.

Mi buen Jesús, te han condenado a muerte. ¿Estás triste? ¿ Estás asustado?
En tu lugar yo me sentiría así. Yo quiero quedarme junto a ti para que no te sientas sólo.
Ayúdame, Jesús, a tener fuerzas para quedarme junto a ti.

2.- Jesús es cargado con la cruz

Te alabamos Oh Cristo y te bendecimos.
Que por tu Santa Cruz redimiste al mundo.

Jesús mío, te han cargado con la cruz. La veo muy grande y seguramente te pesa mucho. Yo quiero ayudarte.

Dios mío, ayúdame a portarme muy bien y así ayudar a Jesús, tu Hijo, para que la cruz le pese un poco menos este Viernes Santo.

3.- Jesús cae por primera vez

Te alabamos Oh Cristo y te bendecimos.
Que por tu Santa Cruz redimiste al mundo.

Te has lastimado, mi buen Jesús, pero te vuelves a levantar. Sabes que debes seguir adelante. Yo quiero seguir contigo.
Dios mío, dame fuerzas para levantarme cuando me caiga y así seguir adelante, como lo hizo Jesús.

4.- Jesús encuentra a María.

Te alabamos Oh Cristo y te bendecimos.
Que por tu Santa Cruz redimiste al mundo.

María, ves pasar a tu Hijo y te duele mucho verlo así. Te duele más que a todos nosotros. Pero tú confías en Dios y Él te hace fuerte y mantiene viva tu esperanza en la resurrección.

María, déjame estar contigo acompañándote y ayúdame a parecerme cada día más a ti.

5.- Jesús es ayudado por el Cireneo

Te alabamos Oh Cristo y te bendecimos.
Que por tu Santa Cruz redimiste al mundo.

El Cireneo te ayuda a cargar la cruz. Yo también quiero ayudarte cada vez que te vea cansado.

Dios mío, ayúdame a ser generoso y servicial. En mi casa, en la escuela y en todo lugar para así parecerme al Cireneo y ayudar a tu Hijo a cargar la cruz.

6.- La Verónica enjuga el rostro de Jesús

Te alabamos Oh Cristo y te bendecimos.
Que por tu Santa Cruz redimiste al mundo.

Una mujer se ha acercado a ti, mi buen Jesús y te ha limpiado la cara. Tú la miras con mucho amor. Así quieres que tratemos a nuestros semejantes.

Dios mío, así como la Verónica se acercó con tu Hijo, yo también quiero hacerlo con mis hermanos.

7.- Jesús cae por segunda vez

Te alabamos Oh Cristo y te bendecimos.
Que por tu Santa Cruz redimiste al mundo.

Otra vez te has caído, mi buen Jesús. Es que el camino es muy largo y difícil. Pero nuevamente tú te has levantado. Tú sabes que es necesario levantarse y seguir adelante hasta el final.

Jesús, ayúdame a levantarme igual que tú, para poder seguir adelante en mi camino hacia ti.

8.- Jesús consuela a las santas mujeres

Te alabamos Oh Cristo y te bendecimos.
Que por tu Santa Cruz redimiste al mundo.

Hay unas mujeres en el camino del calvario y tú te has detenido a saludarlas. Es tan grande tu corazón que las consuelas, en lugar de recibirlo. Quieres darles la esperanza de la Resurrección.

Dios mío, ayúdame a tener el corazón tan grande como el de tu Hijo Jesús, para ayudar siempre a mis hermanos.


9.- Jesús cae por tercera vez

Te alabamos Oh Cristo y te bendecimos.
Que por tu Santa Cruz redimiste al mundo.

Una vez más, mi buen Jesús, una vez más has caído. Y una vez más te has levantado. Tú sabes que es necesario llegar hasta el final para así poder salvarnos del pecado.

Gracias, mi buen Jesús, porque te levantaste y así me salvaste. Ayúdame a mí a levantarme cada vez que me caiga.

10.- Jesús es despojado de sus vestidura

Te alabamos Oh Cristo y te bendecimos.
Que por tu Santa Cruz redimiste al mundo.

Mi buen Jesús. Te quitan la única túnica que tienes y los soldados la juegan a los dados. Vas a morir pobre, como también naciste pobre. Pero tú nos dijiste una vez que tu Reino no es de éste mundo, y son las puertas del cielo las que quieres abrir para nosotros.

Gracias, mi buen Jesús, gracias por querer salvarme.

11.- Jesús es clavado en la cruz

Te alabamos Oh Cristo y te bendecimos.
Que por tu Santa Cruz redimiste al mundo.

Has llegado a la parte alta del monte, mi buen Jesús. Y te clavaron en la cruz como si fueras el peor de los ladrones. Pero tú sabes perdonar a quienes lo hicieron. Y también nos perdonas nuestras faltas.

Jesús mío, también perdóname a mí. Yo te quiero mucho y no me gusta verte así.

12.- Jesús muere la cruz

Te alabamos Oh Cristo y te bendecimos.
Que por tu Santa Cruz redimiste al mundo.

Mi buen Jesús, viniste al mundo a salvarnos y ahora lo has logrado. Con tu muerte en la cruz, con tu obediencia a tu Padre nos has abierto las puertas del cielo.

Gracias, mi buen Jesús, gracias. Ahora ayúdame para que yo me gane el Cielo.

13.- Jesús es bajado de la cruz

Te alabamos Oh Cristo y te bendecimos.
Que por tu Santa Cruz redimiste al mundo.

María, tu Madre, te detiene entre sus brazos. Está muy triste, pero sigue confiando en Dios. Ella sabe que este no es el final.

María, tú te convertiste en mi Madre desde la cruz. Jesús nos ha querido hacer ese regalo. Ayúdame a estar muy cerca de ti y de tu hijo toda mi vida.

14.- Jesús es colocado en el sepulcro

Te alabamos Oh Cristo y te bendecimos.
Que por tu Santa Cruz redimiste al mundo.

Ahora todo ha terminado. La gente vuelve a su casa. Pero a nosotros nos queda la esperanza de la resurrección.

Sabemos que tú vivirás siempre. En el Cielo, en el Sagrario y también en nuestro corazón.
Ayúdame, mi buen Jesús, ayúdame a resucitar contigo cada día, y a vivir con la alegría de la resurrección.

Señor,
muéstranos el camino de la entrega.
Queremos aprender contigo
a caminar hacia la voluntad del Padre.
Enséñanos a dar lo mejor de nosotros
para la construcción del Reino. Amén.

UN POCO MAS SOBRE LAS PARTES DE LA MISA!!!!

La comunión

Llegamos en la Santa Misa al momento de la comunión. Es muy difícil entender lo que sucede en la comunión. Que Dios actúe, haga milagros, como el venir cada día convirtiendo el pan y el vino en su cuerpo y en su sangre es algo grandioso; pero venir a nuestra alma, hacerse uno con nosotros, de una manera tan suave, tan fina, tan delicada es realmente un misterio maravilloso que cuesta entender, que cuesta valorar en toda su realidad. Darse cuenta que ese Dios que creó el mundo, ese Dios todopoderoso, ese Cristo que hizo tantos milagros, ese Cristo que fue capaz de morir en una cruz, que realmente sintió ese dolor, está dentro de mí, viene tal cual es a mi alma, está vivo en mi alma después de recibirlo en la comunión. Tomar conciencia que en ese momento somos realmente sagrados porque tenemos a Dios en nuestro interior. Son cosas que creemos, pero que nunca lograremos entender y valorar suficientemente en toda su magnitud.
Nunca podremos expresar en su totalidad lo que es la comunión pero sí podemos asomarnos ligeramente a ese misterio conociendo los frutos que esa venida de Cristo produce en nuestra alma.

Dios está conmigo

Si ya por el bautismo somos de Dios, con la comunión nos unimos íntimamente a Dios. Dios está conmigo, mi cuerpo, mi vida, se hace en esos momentos uno con el cuerpo y la vida de Dios. Igual que Dios está en el cielo así Dios está en mi interior. Y sin lugar a dudas ese Dios que está en mi interior no puede dejarme igual. Cada comunión me ayuda a mantener, renovar y acrecentar mi vida de gracia. Cada día me voy asemejando más a Cristo, cada día Él va trabajando y transformando mi alma. En la vida espiritual es necesario la lucha y el esfuerzo para superarnos en la virtud y encauzar los defectos del temperamento y las inclinaciones. Pero más importante es reconocer con humildad, que es Cristo, cada día en la comunión, quien transforma nuestra vida. Es Él quien logra que nosotros seamos mejores. Así, después de algún tiempo, aquella dificultad que nos era imposible vencer nos cuesta ya menos sacrificio, aquel contratiempo ya no lo es tanto. Ha sido Dios que ha transformado mi alma a través de la comunión.

Superar el pecado

Además de acrecentar nuestra unión con Dios y enriquecerla día a día, la comunión nos ayuda a superar el pecado. Logra que el demonio tenga menos cabida en nuestro interior, que la tentación aparezca con menos frecuencia en nosotros. Situaciones, circunstancias, imaginaciones, deseos que no dominábamos, poco a poco se superan con más facilidad hasta desaparecer de tu vida. Ha sido ese Dios que actúa en tu alma. ¡Déjalo actuar! Es Dios quien logra que las dificultades se hagan más fáciles. Ese Dios que por amor se hace tuyo, se hace uno con tu alma.

Unidad entre todos lo hombres

Otro fruto de la Comunión es la unidad entre todos los hombres, la unidad entre toda la Iglesia. ¡Qué hermoso es saber que cuando un familiar está alejado de nosotros por alguna circunstancia, yo, a través de la comunión, me uno a él! Cuando yo tengo a Cristo en mi interior estoy más cerca de ese esposo que está alejado de mí por un viaje, o de ese hijo o de ese familiar, porque Dios está con esa persona y, al estar yo con Cristo, estoy más cerca de él.
Lo mismo sucede con los enemigos: la comunión me une a ellos porque Cristo ama a esa persona, Dios ama a ese enemigo, Dios le ayuda y cuando yo recibo a Cristo me uno también a esa persona que me ha ofendido, estoy logrando que esa ofensa vaya desapareciendo, estoy haciendo que sea más fácil la unión, la reconciliación con él.
De igual modo la comunión permite la unión con los fieles difuntos. Si has perdido a un ser querido, en la comunión puedes unirte a él que está en el cielo. Si esa persona, ese difunto está unido a Dios, cuando Dios viene a mí, yo me uno a él.
No consideres esta unidad de modo teórico sino real. Tu alma se une con esos seres queridos que están alejados de ti a través de ese Cristo que yo recibo en mi alma porque Él está cerca de esas personas.

Si bien es difícil profundizar y entender el valor de que todo un Dios venga a tu alma y esté dentro de ti, el ver los frutos que produce te debe impulsar a recibir con más ilusión cada día la comunión.

About these ads

Responses

  1. Que tal cesar como estas, muchas felicidades por
    estas notas tan buenas que nos hacen pensar en este tiempo de reflexión, demos gracias que dios
    murio por nosostros en la cruz para perdonar nuestros pecados y recemos por todos aquellos, que no creen en él para que, así como a varios nos ha tocado en algun momento estar cerca de él, lo hagn todos en el mundo

    MUCHA SUERTE Y SIEMPRE SIGUE ADELANTE
    TU TIO GERARDO

  2. me comento mi papa jose luis buerrostro que estuvo muy bonito todo el viacrusis me hubiera gustado mucho estar con todos ,gracias cesar por tus palabras y por mantenernos cerca de jesus esta exelente sobretodo en estos tiempos en que la humanidad cadavez esta mas lejos de el dios te bendiga siempre a ti y toda tu familia ma.teresa islas maiteislas@hotmail.com espero pronto poder ir a san pedro saludos a todos dios los cuide

  3. me podrian ayudar a hacer un viacrucis con representaciones y actuacion un viacrucis personificado??? por favor estoy en un grupo juvenil y queremos hacer la mejor representacion para que motive a los chicos este tiempo de reflexion!!! desde ya muchas gracias!!!!

  4. MUY BUENA LA PAGINA! BESITOS


Deja un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Categorías

Seguir

Recibe cada nueva publicación en tu buzón de correo electrónico.

A %d blogueros les gusta esto: